¡ESTIRATE! ¡ES UN DOLOR BUENO!


Realiza los estiramientos lentos y controlados

Siente tu cuerpo, tus músculos y respira profundamente.  

 

 

 

Estiramiento de la espalda

Abraza las rodillas y lleva la nariz lo mas posible hacia ellas.

Respira tres veces profundo. Relaja.

Estiramiento del glúteo

Cruza un pie encima de la rodilla contraria y tira de esta, llevando el muslo hacia ti. 

Rotación columna vertebral

Respira profundo abriendo la caja torácica

estirando la parte lateral del tronco y de la cadera.

Movilización de la columna lumbar en rotación.

 

 

El gato

A cuatro patas, situa las rodillas debajo de las caderas, y las manos debajo de los hombros.

Baja la columna, saca el glúteo y sube la cabeza.



 

Bascula la pelvis, tira el pubis hacia arriba, tira el ombligo hacia el techo. Saca chepa, empújate con las brazos aún mas hacia arriba, e intenta llegar con la nariz hacia el pubis. Estira lo mas que puedas toda la espalda.

 

 

 

Siéntate encima los talones y baja la nariz hacia el suelo. Estira los brazos alargándolos lo máximo posible.

Respira profundo.

Ponte en cuclillas de pie y estira las piernas, dejando las manos lo mas abajo posible. Dobla una rodilla un poco, quitando así la tensión de este lado y deja caer el peso hacia la pierna estirada. Cambia de lado y al final dobla las dos rodillas y mete la tripa, para subir vértebra por vértebra hasta arriba.